Coaching Ontológico: Equipos de trabajo y líderes

El coaching es un método por el cual se acompaña a una persona o a un grupo para lograr cumplir metas o desarrollar una determinada habilidad. El término en inglés “coach” significa “entrenar”, lo que indica que el entrenador es quien brinda las condiciones necesarias para que las personas logren alcanzar los objetivos planteados y puedan desarrollar las habilidades necesarias para cumplirlos, siempre con un soporte de motivación y responsabilidad.

En los últimos tiempos se ha estado hablando del coaching ontológico, que surge como consecuencia de la interpretación del Ser Humano como disciplina, es decir entender al ser y su modo de relacionarse y actuar. Es por ello que coaching ontológico significa entrenamiento en el ser.

Existe una confusión al creer que el coaching ontológico es manejar un grupo de personas, supervisar tareas e intervenir psicológicamente a la gente. Claro que algo tiene que ver con estas actividades pero en un contexto diferente: sea en el ámbito laboral o personal el coach ontológico no le dice a las personas lo que tienen que hacer, no presiona ni aconseja, sino que indaga, explora y ofrece sus interpretaciones más generales sobre un tema. Para desarrollar un nuevo punto de vista desafía sus modelos mentales, lo que permite descubrir oportunidades y posibles acciones para lograr los resultados buscados.

En definitiva en el proceso de Coaching Ontológico el crecimiento ocurre en el Ser, a través de un aprendizaje transformacional que cuestiona los modos tradicionales de interpretar y percibir, donde las personas se vuelven más creativas y proactivas en su hacer y pensar. Es decir que desarrollan la actitud y la aptitud para crear nuevas ideas, descubrir otras posibilidades e inventar caminos que les permitan generar conexiones más significativas tanto en lo personal como en su trabajo.

Liderazgo y coaching

Los 4 motivos que lo transforman en una herramienta central del liderazgo:

– En las nuevas formas de trabajo se busca que el trato con los trabajadores sea mejor, es decir menos imposiciones y relaciones más horizontales.

– Contribuye a mejorar el rendimiento del personal lo que origina un equipo más participativo.

– El liderazgo mira siempre hacia adelante, por lo que un equipo que ha reforzado su conciencia y autoestima está preparado para lo que se viene.

– Para enfrentar los retos de un entorno tan cambiante en el que vivimos se necesitan cualidades de liderazgo.

Tipos de coaching

El coaching se divide de acuerdo a 3 características:

Metodología: se basa en la participación del coach en el tema que se trata, si transfiere información al cliente (directivo) o si promueve un ambiente para que el cliente aprenda por sí mismo (no directivo).

Finalidad: puede ser para un objetivo personal o laboral.

Participantes: se puede hacer en grupos o de a uno por vez.

A partir de estas variables se pueden distinguir todos los tipos de coaching:

– Coaching directivo laboral: para un director general de una empresa realizado por un coach ontológico

– Coaching de vida: si el objetivo es personal

– Coaching de equipos:cuando se dicta a un equipo de dirección humana

– Coaching familiar: si tiene un fin personal entre los miembros de una familia

Volviendo a la metodología utilizada podemos describir 3 tipos:

Coaching experto: cuando una persona entrena a otra u otras en un tema específico transmitiendo conocimientos, habilidades y experiencias. Es la típica figura de un maestro o asesor que tiene por fin no solo enseñar sino también a poner en práctica de manera activa esos conocimientos.

Coaching de acción: surgió en el mundo del deporte y fue llevado al ámbito empresarial y personal. Consiste en un entrenamiento basado en el desafío, la presión y fundamentalmente la motivación de las personas. Es un tipo de coaching agresivo orientado puntualmente a lograr objetivos.

Coaching Ontológico: incorpora elementos de la psicología, la filosofía, la lingüística y el management moderno. Está focalizado en un aprendizaje transformacional a través del cuestionamiento, auto-observación y reflexión para la acción, logrando el cumplimiento de objetivos con efectividad.

En nuestra Diplomatura en Liderazgo Estratégico vas a desarrollar estas habilidades. Conocé la propuesta, acá.


01 de junio de 2018Volver a las Novedades >