En Expansión: Diego Nicolea nos cuenta lo que se llevó del cursado de la DLE

¿Qué me llevo de la Diplomatura 2017?

Cuando tomé conocimiento del dictado de la diplomatura, me parecieron de sumo interés las distintas y variadas temáticas de abordaje, plasmadas en su plan de estudios, vinculadas al desarrollo de la persona humana como ser holístico.
Sin duda que lo que terminó de convencerme fue la figura del profesor Eduardo Dalmasso, ya que conocía su trayectoria, seriedad y profesionalidad en su labor como docente.

En principio mis expectativas eran las de conocer diversas herramientas que pudieran permitirme desarrollarme como persona en los diversos ámbitos en los cuales me desempeñaba en la vida diaria.

Al comenzar con el cursado de los distintos módulos jamás me imaginé que la invitación que se nos hacía era la de realizar un viaje hacia el interior de nosotros mismos, hacia el poderoso camino del autoconocimiento.

De a poco, comencé a avizorar la importancia de tener claros nuestros valores como guías o estandartes para nuestra vida, el conocer nuestra propia valía y lo significativo que ello implicaba ante las adversidades que pudiesen presentarse en el viaje cotidiano, como así también la práctica diaria de meditación para que de forma reflexiva pudiera hacerme preguntas que me condujeran a conocerme más y a examinar si en mi proceder diario fui coherente entre lo que pensé, dije e hice.
El ampliar nuestra mirada, el identificar mis propios modelos mentales de los adquiridos, el ser consiente que cuando nos vinculamos con otro, lo hacemos cada uno desde nuestra historia, experiencias, paradigmas; fueron elementos claves que me facilitaron el acceso a un camino de tolerancia y respeto hacia el prójimo, hacia nuestra propia humanidad, a aprender a tratarnos compasivamente y por ende a actuar con compasión.

La excelencia de todo el plantel docente es digna de destacar, superó con creces mis iniciales expectativas, además de la profesionalidad y el compromiso que esbozaron en cada uno de los encuentros, lo hacían con una profunda calidez, respetando nuestros procesos individuales en este camino de superación individual y grupal.

Es importante destacar que la bibliografía utilizada gozaba de una riqueza conceptual adecuada a los temas desarrollados en clase, como así también el fácil acceso a los powerpoint, videos y sugerencias vertidas a través del aula virtual de la facultad.

La dinámica en la evaluación grupal, me permitió enriquecerme con el aporte de mis compañeros, pasamos de ser un grupo a conformarnos en un gran equipo, y en algunos aspectos a vincularnos como una familia.

La metodología espiral utilizada, permitió ir repasando e integrando conceptos y vivencias durante el desarrollo del proceso de aprendizaje. De esta manera, todas estas herramientas fueron incorporándose en mis acciones diarias, permitiéndome transitar el camino con mayor claridad y en forma consciente conocer que uno de los mayores desafíos que se me presentaban era el de tener que elegir ¿cómo seguir viviendo?: siendo un mero espectador o atreverme a recuperar el poder que significa convertirme en el actor principal, el protagonista de mi propia vida, de mi cotidiana historia. Mi decisión fue la de vivir con gozo cada día, siendo protagonista, fluyendo por la vida, y permitiéndome que esta me sorprenda.

Siento una eterna gratitud para todo el personal docente, y anhelo que los potenciales interesados, tomen este hermoso desafío, habrá un antes y un después en sus vidas luego del tránsito por la diplomatura, permítanse darse un mimo, una caricia que roce los límites de su propia esencia, al finalizar el proceso no serán los mismos, ¡adelante futuros líderes!

En definitiva podría resumir esta increíble experiencia en los párrafos que siguen:

Este año ha sido un maravilloso viaje hacia el interior de nosotros mismos. La grata sorpresa es que en el camino me encontré con otros que también realizaban este viaje y juntos decidimos transitarlo. A veces nos sentíamos confundidos, desorientados, hasta que se hacían presentes los guías quienes nos invitaban a que reflexivamente ampliemos nuestra mirada, a tratarnos compasivamente, a que disfrutemos del proceso, del aquí y ahora a fin de que podamos tomar conciencia que el convertirnos en protagonistas de nuestras vidas, es una de las decisiones más importantes que podemos hacer. Hoy decido transitar con gozo, en paz y armonía por el camino que elijo tomar. ¡GRACIAS TOTALES!


23 de febrero de 2018Volver a las Novedades >